Frijoles, arroz blanco, chorizo, aguacate, plátano maduro, carne molida, huevo frito y chicharrón son los ingredientes que conforman uno de los platos más completos de la cultura colombiana: los frijoles antioqueños

Colombia es un país que se caracteriza por una gastronomía que resalta el sabor de sus productos y los incluye en aquellas recetas que han ido pasando de generación en generación. Los frijoles antioqueños, como bien indica su nombre, provienen de Antioquia (Colombia) en donde, antiguamente, las matriarcas de las familias preparaban este manjar para toda la familia. Es un plato lleno de sabor y perfecto para las temporadas de frío.

Proceso de elaboración de nuestros frijoles antioqueños

Las conservas de frijoles antioqueños de Gourmet Latino son fáciles de preparar, y solo será necesario calentarlas en una cazuela para que esté listo para servir y disfrutar. ¿Quieres saber cómo preparamos nuestras conservas de frijoles? ¡Te lo contamos!

Para su elaboración, seguimos los siguientes pasos.

  • En primer lugar, los frijoles deberán dejarse en remojo durante toda una noche. Al día siguiente serán escurridos y colocados en una olla a presión con agua nueva. Se  echa una pizca de sal. Cuando los frijoles estén en la cazuela, esta deberá taparse. Así, los frijoles se ablandarán.
  • Mientras se cuecen los frijoles, se procederá a lavar y picar las verduras que también se encontrarán en la conserva. Un chorrito de aceite ¡también será necesario!
  • Después, deberán incluirse tomates, cebollas, cebollín, ajo y una cucharada de comino.
  • Una vez los frijoles se van ablandando, la zanahoria y el chicharrón en trozos; son el siguiente paso.

Y, por último, ¡llegarán hasta tu hogar! Tan solo tendrás que destapar la conserva, calentarlos tal y como te hemos recomendado y añadir otra pieza de sal al gusto del comensal.

Recomendaciones para la degustación de los frijoles antioqueños

A la hora de disfrutar de las conservas de frijoles antioqueños, también se pueden agregar otros ingredientes y tipos de carnes como la salchicha o carne de res.

Y ¡no te olvides de las arepas para acompañar! Los platos de cuchara, y más cuando son calientes, deben ir acompañados de arepas y, por qué no, de alguno de nuestros snacks saludables. Por ejemplo, los crutones de plátano.

¿Te hemos dejado con la miel en los labios? ¡Prueba nuestras conservas de frijoles antioqueños!